Scroll to Top

BEYONCE REVELÓ QUE SU PARTO FUE MUY DURO

Dar a luz a sus gemelos causó estragos en la salud de Beyonce, pero se mantuvo más fuerte que nunca. La cantante sufrió de toxemia y tuvo que recibir una cesárea de emergencia, y está hablando sobre eso por primera vez. ¡Mira lo que dijo!

beyonce
Beyonce confesó que no la pasó nada bien en el parto de sus gemelos

Beyonce reveló en un conmovedor ensayo para la revista Vogue que dar a luz a los gemelos Rumi y Sir Carter en 2017 fue traumático. Las vidas de ella y de sus bebés estuvieron en juego durante el trabajo de parto y se vio obligada a tomar una decisión difícil: tener una cesárea de emergencia. Ella no rehuyó los detalles en su ensayo, lo que les permitió a los fanáticos saber exactamente por qué era necesaria la cesárea y cómo tener una cesárea afecta la salud y el cuerpo de la madre después de dar a luz.

Pesaba 98 kilos el día que di a luz a Rumi y a Sir. Estaba inflamada por la toxemia (envenenamiento de la sangre, también llamado preeclampsia) y había estado en reposo durante más de un mes. Mi salud y la salud de mis bebés estaban en peligro, así que tuve una cesárea de emergencia

,escribió Bey en su artículo para Vogue.

BEYONCE ENOJÓ A SUS FANS CON SU LIBRO

Pasamos muchas semanas en la NICU (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales). Hoy tengo una conexión con cualquier padre que haya pasado por una experiencia así. Después de la cesárea, mi cuerpo se sintió diferente. Había sido una cirugía mayor. Algunos de los órganos se cambian temporalmente, y en casos raros, se eliminan temporalmente durante el parto. No estoy segura de que todos entiendan eso. Necesitaba tiempo para sanar, para recuperarme

Parece que la cantante pasó por un infierno durante su embarazo, pero logró llegar al otro lado más fuerte que nunca. Ella tiene dos bebés sanos, y una buena vida. Beyonce también escribió sobre las dificultades de lidiar con un cuerpo post-embarazo, especialmente después de tener gemelos. Como ella dijo, pesaba 98 kilos al final de su embarazo, mucho más que su peso normal. Y mientras ella se esforzó tanto por perder peso inmediatamente después de dar a luz a su hija Blue Ivy, se ablandó después de los gemelos.

Durante mi recuperación después de la cesárea, me di autoestima y autocuidado, y me abracé a esto de ser más curvilínea. Acepté lo que mi cuerpo quería ser. Después de seis meses, comencé a prepararme para Coachella. Me volví vegana temporalmente, dejé el café, el alcohol y todas las bebidas frutales. Pero fui paciente conmigo misma y disfruté de mis curvas más rellenas. Mis hijos y mi esposo también lo hicieron … Hasta el día de hoy mis brazos, hombros, senos y muslos están más rellenos. Tengo una pequeña panza de mamá, y no tengo prisa por deshacerme de ella. Creo que es la realidad. Cuando esté lista para volver a tener un abdomen marcaro, lucharé como una bestia hasta obtenerlo. Pero por ahora, mi cuerpo y yo estamos bien

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *